Qué visitar

Conocer Caldas de Reis

Fuente de las Burgas

La larga tradición de las aguas termales de Caldas de Reis viene desde la época romana, fue llamada “Aquis Celenis”, por lo que la historia, importancia y atractivo de este sitio, le confieren un carácter histórico único.

Esta fuente pública, construída en el año 1881, pertenece a la tipología de “fontes de cano”, constituidas por dos caños ornamentados con cabeza de león, situados a la salida del manantial, con un nivel más bajo para alcanzar mayor presión. Enfrente de esta fuente de agua caliente hay otro con un caño de agua fría que hace años fue tapiada y que en el año 2017 fue recuperada tras una rehabilitación realizada en todo el conjunto.

Está localizada en un recinto cuyos elementos ornamentales le dan un aspecto neoclásico, muy cerca de ella, esta el lavadero de ropa, que se abastece del mismo manantial de agua caliente.

Estas aguas tienen una composición que le confiere propiedades curativas (superan los 50 grados de temperatura) por ello mucha gente viene en busca de alivio para sus dolencias e incluso para ayudar a cicatrizar heridas exteriores de la piel. Cientos de peregrinos hacen aquí su parada de descanso durante el largo camino hacia Santiago de Compostela.

Puente romano sobre río Bermaña

Puente de la época Romana, siglo I. Es un puente de sillería sobre el río Bermaña, en el centro de Caldas de Reis. Por ella pasa el camino portugués de la ruta jacobea. Antes formó parte de un antiguo camino militar romano, que pasaba por Aquis Celenis.

Está formado por tres arcos de medio punto y tragamares de forma triangular. En su centro tiene un pretil de piedra y el típico crucero de época posteriór (posiblemente siglo XVII, en el que fue reparado).

Puente romano de A Baxe

Puente del siglo I, de un solo arco, en Segade, a dos kilómetros de Caldas, por el que pasaba la via interior que iba desde Tui a Caldas. Los restos de esta vía son perfectamente visibles en la carretera que va a lugar. Este puente fue profundamente remodelado, en el año 1729, por el párroco del lugar. (Esa fecha está en el crucero que estaba al pie del puente en el momento de su remodelación, y que luego fue llevado para el atrio de la iglesia (San andrés)